El kyudo (弓道) es el arte japonés de la arquería que literalmente significa el camino del arco. Se trata de un milenario arte marcial que es practicado actualmente por más de medio millón de hombres y mujeres en todo el mundo, existiendo así una Federación Internacional que regula esta disciplina. El kyudo consiste en disparar con arco y una flecha, como un medio de cultivo de la personalidad.

La esencia de kyudo moderno se dice que es sinónimo de la búsqueda de tres principios: Verdad (真), bondad (善) y belleza (美).

Tradicionalmente considerado como la forma más elevada de la formación de un samurai, el tiro con arco japonés ha evolucionado a lo largo de los siglos en un poderoso camino de cultivar la conciencia meditativa y la autorrealización. Se diferencia de otras formas de tiro con arco, que tienden a ser puramente utilitaria en el enfoque, ya que pone mayor énfasis en la relación psicológica e intuitiva hacia el tiro.

En consecuencia, el rendimiento y la precisión en el objetivo se consideran simplemente como evidencia de un correcto equilibrio entre la técnica y el estado psicológico del arquero, más que un objetivo en sí mismo. En el proceso de lograr esto, las actitudes y reacciones negativas, que son un obstáculo para el tiro natural y sincero, debe ser reconocido y confrontado. De esta manera, la práctica de kyudo da una perspectiva diferente sobre las actitudes y reacciones en la vida diaria de uno.